Monumento a Madero: Feo, Costoso, Innecesario… ¡y parece un Rallador de Queso Gigante!

Monumento a Madero:
Feo, Costoso, Innecesario… ¡y parece un Rallador de Queso Gigante!

Por Juan Guerra

Las ocurrencias de los políticos
Ocurrencia: una idea inesperada, pensamiento, dicho agudo u original que ocurre a la imaginación. (Definición de la Real Academia de la Lengua Española)

Los políticos mexicanos son muy ocurrentes. Gerardo García, Presidente Municipal de Monclova, no es la excepción. Él, como todos los últimos alcaldes de nuestra ciudad actúa en numerosas ocasiones en base a ocurrencias (de Pocholo ni quisiera acordarme).

Muchas ocurrencias ha tenido Gerardo, el problema radica en que cuando alguien lo cuestiona, más se aferra a su ocurrencia -obra, diría él- y cae en la terquedad como poseedor absoluto de la verdad y peor aún, se vuelve arrogante y altanero en el tono que se expresa.

Caso concreto, el proyecto del Par Vial de los bulevares Madero y Juárez, y en particular me referiré al monumento supuestamente en honor a Francisco I. Madero que se está construyendo en la intersección de los bulevares mencionados y bautizado muy acertadamente por la inventiva popular como “El Rallador de Queso”.

Cada vez que alguien cuestiona al alcalde sobre el Par Vial (incluido el monumento), pareciera que lo toma personal y se encrespa, irrita, molesta, enoja y demás sinónimos. ¿Por qué será? ¿Poca tolerancia a la crítica? ¿Será porque él afirma que nunca se había hecho una obra municipal tan grande y piensa que nadie lo entiende? Yo no sé si sea la obra más grande en tamaño, inversión o algún otro parámetro de medición que el alcalde tenga en mente, pero sí veo con asombro que es una de las obras más feas y desordenadas en su ejecución que yo jamás haya visto en Monclova en mis varias décadas de vida.

Quisiera saber quien realizó el proyecto y planeó su ejecución para conocer cuál es la ruta crítica que están siguiendo para realizar la obra, porque da la impresión que ni siquiera existe esa ruta crítica que cualquier ingeniero o arquitecto de “medio pelo” podría desarrollar sin problema. Quien sea que esté a cargo de la obra tiene un desastre que provoca caos vial, afectaciones económicas y múltiples molestias a quienes queremos transitar (porque no siempre se puede) desde los límites con Frontera hasta la calle Matamoros. ¿Qué no son capaces de hacer ordenadamente una obra “taaan graaande” en varias etapas bien programadas? ¿Ineficiencia o incapacidad?

Volviendo al “Rallador de Queso”, perdón, al monumento a Madero, tengo algunos comentarios y muchas dudas que me generan conflictos:

El sentir generalizado de los monclovenses y de quienes visitan la ciudad es que es un monumento muy feo que parece un “Rallador de Queso Gigante” y que se está gastando demasiado dinero en una obra que no es prioritaria, o al menos no de esa magnitud. Creo que todos deseamos tener un Monclova bonito y ordenado (“Próspero y con Porvenir, dice el eslogan de la administración), pero dada su fealdad, el monumento-rallador tiene el efecto contrario.

Me pregunto, ¿Quién concibió y diseñó el espeluznante monumento? Sin lugar a dudas el o los responsable(s) no tiene(n) el menor sentido de la estética y mucho menos de la estética urbana. ¿Existirá un “verdadero artista” detrás del diseño del monumento o fue concebido por algún aprendiz de artista o fue en realidad una simple ocurrencia de un político? Nunca se ha mencionado la “mente artística” detrás de la obra de supuesto “diseño contemporáneo” (whatever that means!!), y eso tal vez porque no hay nada de estético-artístico en la mole de acero de monstruosos 24 metros de altura, fuera de toda proporción con respecto al área del crucero donde se construye.

En el video oficial del Par Vial se dice que el monumento representa una cactácea. Generalmente no pongo límites a mi imaginación, pero en este caso yo por ningún lado veo la cactácea que se menciona. ¿Pensaron que con esos cortes extraños (como de rallador de queso) que hicieron sobre las placas de acero sería suficiente para representar la cactácea? Parece todo menos lo que dicen que representa, ni el más imaginativo de los monclovenses pensaría que se trata de una cactácea. Es solo un enorme bloque metálico que efectivamente parece un “Rallador de Queso”, una especie de prisma rectangular escalonado que forraron de placa de acero con una superestructura al centro. Es una mole tributo al mal gusto y un atentado contra la estética urbana producto de una ocurrencia y mal diseño; además desagradable a la vista y es la burla de monclovenses y visitantes.

Ahora bien, ¿por qué el monumento está dedicado a Francisco I. Madero? ¿Es acaso solo porque así se llama uno de los bulevares de la mencionada intersección? y me pregunto, ¿si el bulevar se hubiera llamado Francisco Villa o Carlos Salinas de Gortari, habría sido en honor a ellos?

¿Por qué si está dedicado a Madero, el rostro del héroe nacional y el escudo nacional con un texto están orientados hacia el bulevar Pape y no hacia el Madero?

¿Por qué si en el video oficial del Par Vial se dice que el monumento llevaría la frase de “Sufragio Efectivo, No Reelección” la cambiaron por otra que dice “Solo puede haber un buen gobierno cuando hay buenos ciudadanos” atribuida también a Madero. ¿Acaso no se habían percatado cuando lo “concibieron” que la legislación cambió y la frase de Madero pasó ya a la historia y resulta obsoleta, puesto que ya hay reelección en ciertos cargos públicos, incluido el de Presidente Municipal?

¿Por qué esa frase emergente? ¿no encontraron otra más adecuada? ¿acaso fue la mejor que hallaron en Google (seguro así la buscaron)? Porque yo no estoy de acuerdo con esa frase acuñada hace ya más de un siglo, ya que aunque tiene algo de verdad, es una retórica tramposa que se podría parafrasear como mensaje subliminal de parte de la administración municipal como “Si no hay buenos ciudadanos no podemos hacer un buen gobierno”. En definitiva es utópico tener solo buenos ciudadanos, si así fuera, no existiría la policía, no habría cárceles, no habría requerimientos para pagar impuestos, la corrupción sería inexistente, tendríamos solo funcionarios públicos honestos, etc. pero por desgracia siempre habrá -es la naturaleza humana- buenos y malos ciudadanos. Así es que no lo tome el alcalde como un pretexto para no hacer un buen gobierno. Sí se puede tener un buen gobierno aunque no haya solo buenos ciudadanos. Su obligación y compromiso al ser elegido es hacer y ser “buen gobierno”.

Desconozco, tengo que admitirlo, que no sé dónde escribió o pronunció Madero la frase en cuestión para conocer en qué circunstancias lo hizo y con qué propósito; pero así, la frase sola, está totalmente fuera de contexto y me parece una frase desafortunada para dejarla irresponsablemente y para siempre en un “Rallador de Queso Gigante” sobre la vialidad más importante de Monclova.

Además, volviendo al “diseño” del monumento, es un error colocar a Madero de un lado y la frase del otro, pues quien circule de norte a sur solo verá una frase que ni siquiera está firmada, por lo que difícilmente se podrá saber que se le atribuye a Francisco I. Madero.

En ese mismo tenor, debo confesar que sorprende la frescura y manera despectiva, por ignorancia creo, con que se expresa el Presidente Municipal cuando se refiere a otros monumentos de Monclova.

Cómo cuando habla del monumento de “Los Cuatro Picos”… ¿Acaso cómo primera autoridad no debería referirse a él como el Monumento a Benito Juárez independientemente que así lo conozca la población? Y por cierto, ese monumento que acabó por ser reconocido como “Los Cuatro Picos” fue también producto de las ocurrencias de un político, de Luis Echeverría cuando siendo presidente de la República inundó el país con estatuas, monumentos, bustos, etc. de Benito Juárez, pues hay que recordar que era su héroe favorito. Con el paso de los años, la mayoría de sus ocurrencias y chistes sobre la persona de Echeverría quedaron en el olvido, pero lo que no se olvida es que dejó hundido al país en una severa crisis de la cual aún no se puede salir.

Y ahora hace unos días escuchando la radio, me quedé pasmado cuando Gerardo García proponía hacer otro monumento. Me percaté de su gran ignorancia cuando se refirió como el “monumento azul” a la obra concebida, diseñada y construida por el escultor mexicano Sebastián, quien goza de gran prestigio internacional, escultura urbana colocada en el cruce de la carretera Federal 57 y el Libramiento Carlos Salinas de Gortari al norte de Monclova con motivo del 60 aniversario de AHMSA y que lleva por nombre “Voluntad de acero”. Al llamarlo “el monumento azul” dijo tener una nueva propuesta que supongo se le “ocurrió” en su “mentecita”: remover ese monumento dedicado a los hombres de acero que han forjado el Monclova industrial y construir en su lugar un monumento en honor a Venustiano Carranza, además propone también cambiar el nombre de Libramiento Carlos Salinas de Gortari por el de Libramiento Venustiano Carranza. ¿Otra ocurrencia señor Presidente Municipal?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s